Caso práctico: Ruido Barkhausen vs. Ataque químico

Durante el proceso de rectificado puede ocurrir que se produzcan daños en la superficie. Estos defectos se suelen llamar quemaduras de rectificado y pueden tener diferentes grados, desde pequeñas oxidaciones superficiales hasta cambios estructurales que pueden derivar en fisuras o incluso en la rotura de la pieza.

Un método tradicional para la detección de estas quemaduras de rectificado el ataque químico también conocido como «Nitial Ech» es bastante costoso, en ocasiones ineficiente y muy difícil de automatizar.

En este caso práctico mostramos como un reputado fabricante de transmisiones valida la adquisición de su equipo Stresstech de análisis de ruido magnético de Barkhausen (BNA) para la detección de las quemaduras por rectificado.
Beneficios clave
  •  Completamente no destructivo
  •  Aumento de la precisión y de la repetibilidad
  •  Reducción sustancial de costos al reducir los restos de chatarra
  •  Eliminar la necesidad de eliminación de residuos químicos

Para descargar, pulsar aquí: Barkhausen Noise vs. Nital Etch